eficiencia energetica
Soluciones de eficiencia energética

Eficiencia energética | Sistemas de ahorro de energía en calefacción

Una de las primeras consideraciones que debemos tomar antes de elegir el tipo de calefacción que queremos instalar en nuestra casa, es que la vivienda cuente con un buen aislamiento. Esta es la base para una eficiencia energética. Debemos partir primero del aislamiento térmico de paredes, suelos, tejado y ventanas para que sea cual sea el sistema de calefacción que escojamos funcione correctamente y sea eficiente.

En cuanto a sistemas de calefacción vamos a hacer un repaso de los más comunes y de sus cualidades respecto a la eficiencia energética.

Sistemas de calefacción

Calefacción eléctrica

Dentro de la calefacción eléctrica podemos encontrar de varios tipos: bombas de calor, acumuladores de calor y radiadores eléctricos de bajo consumo.

Bomba de calor

Se trata de un sistema que se usa como alternativa en las viviendas que no tienen gas. Aunque cuando hace mucho frío puede no ser demasiado eficiente. Al tratarse de un sistema eléctrico, es mucho menos rentable que el gas y también menos confortable.

Acumuladores de calor

Consiste en un sistema que se centra en el calentamiento de un material específico mediante resistencias eléctricas.

El calor generado se almacena en el interior de los acumuladores y se libera cuando es necesario. Esto hace que el aire pase por el material caliente. Básicamente son sistemas que almacenan el calor por la noche y lo liberan durante el día.

Aunque es un sistema más recomendable para climas no demasiado fríos, al igual que la bomba de calor, y en viviendas donde no sea posible otra instalación. Son cada vez menos habituales por su poca eficiencia.

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Se trata de un sistema muchísimo más eficiente que los anteriores. Tienen un termostato habitualmente para regular la temperatura. Calientan muy bien cualquier tipo de casa y se utilizan mucho en casas donde no puede instalarse otro tipo de sistema debido a la obra.

Suelo radiante

Los sistemas de calefacción de este tipo funcionan mediante un circuito eléctrico o de agua que calienta la casa de forma uniforme. Es un sistema de calefacción mucho más barato que otros que veremos a continuación.

Existen dos tipos de calefacción por suelo radiante: eléctricos y a base de agua. Ambos tipos de sistemas proporcionan calor dentro de una calefacción a través del suelo, hacia arriba. De esta forma se calienta la estancia de forma uniforme, a diferencia de los radiadores u otros sistemas de calefacción.

Los sistemas de suelo radiante de agua, la llevan a través de las tuberías para generar el calor, mientras que los sistemas eléctricos van cableados.

A diferencia de los radiadores convencionales que deben calentarse a altas temperaturas para conseguir proporcionar un ambiente cálido en una habitación, el suelo radiante funciona a una temperatura mucho menor. Esto hace que consuma menos energía.

Las estufas o calderas de pelet o biomasa

Son calderas muy eficientes debido al coste bajo del combustible que utilizan. Son totalmente automáticas. Requieren de la instalación de un pequeño almacén donde guardar los pelets, pero se trata de una de las chimeneas o calderas más eficientes de todas.

Actualmente podemos encontrar modelos de calderas de este tipo, automáticas y programables.

Es el tipo de chimenea más eficiente de todas, además no deja hollín, es muy limpia y eficiente. El único posible inconveniente es tener que comprar regularmente el combustible, pero es mucho más barato que la leña y mucho más fácil de guardar.

Energía solar térmica

La energía solar supondría un ahorro económico importante, así como una eficiencia energética importante. No se depende energéticamente de terceros, lo que puede convertir a una casa en autosuficiente en este sentido.

El mayor inconveniente de este tipo de sistemas es su instalación. Los paneles solares son muy grandes y solo se pueden instalar en viviendas individuales que tengan sitio para ello. Su inversión inicial es elevada, pero a largo plazo compensa. Es una de las mejores opciones en cuanto a eficiencia energética.

Caldera de gas natural

Este es uno de los sistemas cada vez más extendidos en bloques de pisos. Es uno de los más eficientes y genera tanto calefacción como agua caliente sanitaria.

Es un sistema perfecto para cualquier clima y cualquier tipo de vivienda. No supone una gran inversión y el precio del gas es mucho menor que el precio de la luz, así que supone un ahorro en cuanto a las facturas energéticas.

Si quieres leer más sobre sistemas de calefacción, eficiencia energética y reformas, puedes pasarte por nuestro blog, encontrarás más artículos de interés.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter